¿CIRCUNCISIÓN O BAUTISMO? ¿QUÉ NOS HACE SIMIENTE DE ABRAHAM A LOS CRISTIANOS?

Galatas-3_29 El bautismo nos hace simiente de Abraham por la fe en Jesús

 La circuncisión es una operación quirúrgica que consiste en cortar circularmente el prepucio del pene. Aunque hay diferentes tipos de circuncisión, lo más habitual es que se descubra totalmente el glande.

¿Pero qué tiene que ver todo esto con la Biblia?

En las Sagradas Escrituras se encuentra la circuncisión y en ella se concentra un pacto y una identidad de todo un pueblo, es más la circuncisión era y sigue siendo el requisito primordial para pertenecer al pueblo de Dios.

En Génesis 17:1-12 se deja ver que Abraham tenía 99 años cuando recibe una promesa de parte de Dios, la cual consiste en hacerlo padre de muchedumbre, y por lo mismo le cambia el nombre de Abran a Abraham que quiere decir precisamente padre de Muchedumbre:

Y SIENDO Abram de edad de noventa y nueve años, aparecióle Jehová, y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí, y sé perfecto.

Y pondré mi pacto entre mí y ti, y multiplicarte he mucho en gran manera. Entonces Abram cayó sobre su rostro, y Dios habló con él diciendo:

Yo, he aquí mi pacto contigo: Serás padre de muchedumbre de gentes:

Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.

Y multiplicarte he mucho en gran manera, y te pondré en gentes, y reyes saldrán de ti.

Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu simiente después de ti en sus generaciones, por alianza perpetua, para serte á ti por Dios, y á tu simiente después de ti.

Y te daré á ti, y á tu simiente después de ti, la tierra de tus peregrinaciones, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.

Dijo de nuevo Dios á Abraham: Tú empero guardarás mi pacto, tú y tu simiente después de ti por sus generaciones.

Este será mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu simiente después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros.

Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros. Génesis 17:1-11

Con base en la lectura anterior, comprendemos que la circuncisión era la señal de un pacto entre Dios, Abraham y su simiente después de él. También es la confirmación de que Abraham aceptaba el convenio de andar delante de Dios y ser prefecto, y a cambio de ello, el Señor le daría mucha simiente (pues recordemos que su esposa era estéril):

Dijo también Dios á Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara será su nombre.

Y bendecirla he, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá á ser madre de naciones; reyes de pueblos serán de ella.

Entonces Abraham cayó sobre su rostro, y rióse, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿y Sara, ya de noventa años, ha de parir?

Y dijo Abraham á Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti.

Y respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te parirá un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él por alianza perpetua para su simiente después de él.

Y en cuanto á Ismael, también te he oído: he aquí que le bendeciré, y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera: doce príncipes engendrará, y ponerlo he por gran gente. Génesis 17:15-20

Además de prometerle Dios a Abraham Simiente, también le promete la tierra de de sus peregrinaciones Génesis, que en este caso es la tierra de Canaán Génesis 15: 18-21;Números 32: 11, la tierra donde fluía leche y miel Éxodo 33:3, .

Siguiendo la lectura de Génesis 17:1-11, se observa que el pacto tendría como señal la circuncisión en todos los varones que poseía a Abraham y su simiente después de él, pues el mismo patriarca la realizó a la edad de 99 años y se lo practicó a Ismael cuando éste tenía 13 años y todos sus siervos Génesis 17:24- 27.

En los versos 14- 15 dice claramente "Debe ser circuncidado el nacido en tu casa, y el comprado por tu dinero: y estará mi pacto en vuestra carne para alianza perpetua. Y el varón incircunciso que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella persona será borrada de su pueblo; ha violado mi pacto" con ello podemos ver el alcance de este pacto, pues al tenerlo en automático se estaba aceptando la promesa de Dios y con ello el formar parte del pueblo de Dios.

Este pacto que se venía transmitiendo de manera oral como una práctica que daba identidad a una familia, la cual después fue un pueblo y al final se convirtió en una ley estipulada por Dios "Y dióle el pacto de la circuncisión: y así Abraham engendró á Isaac, y le circuncidó al octavo día; é Isaac á Jacob, y Jacob á los doce patriarcas."Hechos 7:8; "Levítico 12:1-3:

Y HABLO Jehová á Moisés, diciendo: Habla á los hijos de Israel, diciendo: La mujer cuando concibiere y pariere varón, será inmunda siete días; conforme á los días que está separada por su menstruo, será inmunda. Y al octavo día circuncidará la carne de su prepucio.

Todo varón que pertenecía al pueblo de Israel debía tener la señal del pacto en su carne y cuando a ellos se les circuncidaba en automático se les contaba como pueblo de Dios y como herederos de las promesas del Altísimo para con su pueblo Éxodo 12:48:

Mas si algún extranjero peregrinare contigo, y quisiere hacer la pascua á Jehová, séale circuncidado todo varón, y entonces se llegará á hacerla, y será como el natural de la tierra; pero ningún incircunciso comerá de ella.

Como se puede observar en el versículo anterior, los varones circuncidados eran tomados en cuenta como el pueblo de Dios y por lo tanto ellos sí podían celebrar la fiesta de la pascua, pero al hacerlo estaban comprometidos a guardar toda la ley de Dios. Es necesario resaltar que si un extranjero quería ser pueblo y celebrar esta importante fiesta, debía de circuncidarse Éxodo 12:48-49

En los versos anteriores, se observa que la participación del cordero pascual era exclusivamente para los del pueblo de Israel y si algún extranjero quería comer de la pascua, es decir, alguien que no era natural del Israel, debía de aceptar la nacionalidad hebrea primeramente y con ella todas las leyes  permitiendo que se le practicara la circuncisión "Y otra vez vuelvo á protestar á todo hombre que se circuncidare, que está obligado á hacer toda la ley" Gálatas 5:3.

Esta ley o pacto hasta el día de hoy es practicada por los judíos naturales, pero:

 ¿La Iglesia de Dios debe de cumplir con esta ley para tomar parte en los pactos y promesas que Dios le dio a su pueblo?


La circuncisión en la dispensación evangélica

El pacto de la circuncisión aún se deja ver en los judíos naturales, sin embargo, la Iglesia de Dios sabe que ahora la circuncisión ya no es en la carne sino en el corazón y ésta ocurre cuando los/as hermanos/as deciden despojarse del cuerpo del pecado (en figura de despojar el prepucio del pene) y se bautizan, pues ahora la circuncisión es en el corazón como lo profetiza Jeremías y lo confirma el Apóstol Pablo:

Circuncidaos á Jehová, y quitad los prepucios de vuestro corazón, varones de Judá y moradores de Jerusalem; no sea que mi ira salga como fuego, y se encienda y no haya quien apague, por la malicia de vuestras obras

Jeremías 4:4

En el cual también sois circuncidados de circuncisión no hecha con manos, con el despojamiento del cuerpo de los pecados de la carne, en la circuncisión de Cristo;

Sepultados juntamente con él en la bautismo, en el cual también resucitasteis con él, por la fe de la operación de Dios que le levantó de los muertos.

Colosenses 4:11-12

De esta manera amada Iglesia comprendemos que la circuncisión carnal fue la señal de un pacto entre Abraham, su simiente y Dios y que ahora nosotros al Bautizarnos en la Iglesia de Dios también somos parte de la simiente de Abraham por la fe y el bautismo:

Porque todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.

Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis vestidos.

No hay Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; no hay varón, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente la simiente de Abraham sois, y conforme á la promesa los herederos.

Gálatas 3:26-29

¡Amén!

Los propósitos de Dios IV: ¿Cuál es mi propósito a...
¿Los muertos al morir van al cielo? ¿Cuál es la es...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Sábado, 02 Diciembre 2023
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://idi-fusion.com/

Sesión

Últimos anuncios
Comunidad IDIFUSIÓN

Paz a vos, al suscribirse a la comunidad IDIFUSIÓN, se le notificará cada vez que se crea una nueva publicación en el sitio.

Capacitación

Capacitación

Tutoriales
Catalogo

Catálogo Priceshoes